Para que nos vayamos conociendo

Me cargan los curriculum.  

La OVEJA NEGRA DE LA FAMILIA es como mi verdadero alter ego.   La escribo y, de paso, me río de mi mismo.   Y a pesar de todo lo que se dice, soy apenas Manuel Luis Rodríguez, ciudadano de la Patagonia, habitante de Chile, residente de Magallanes, provinciano sin lentitud, sureño sin remedio, patagón sin verguenza,  sociólogo de vocación, rojo de pensamiento, cientista político de profesión, académico de pasión, crítico de corazón, intelectual de costumbre y joven antiguo…