Entre chuchada y chuchada

La ministra del Trabajo nunca podrá ejercer como Ministra de Educación, porque no tiene… 

Ha tomado como costumbre insultar a los detractores que se le pasen por delante.  Puede ser en la Cámara de Diputados o en reuniones de trabajo, puede ser delante de los medios de comunicación o detrás de los micrófonos. Basta con que se encuentre con un parlamentario que no le cae bien o que dice algo que ella no comparte, para que estalle insultando.   Como negociadora o intermediaria del diálogo, se muere de hambre… 

Mejor que continúe en el Gabinete, porque le hace un flaco favor a SU gobierno.

A fines de este gobierno, por ahi por marzo del 2014 cuando la Mathei regrese… ¡por fin!… a su simple condición de dueña de casa opositora, podrá dar rienda suelta a su pulsión garabatera con sus vecinos en el barrio alto, si es que la aguantan…y nos habremos librado de esta “versión siglo XXI” del tristemente célebre almirante Merino.

ovejanegra5

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s