De censuras y vetos

…un canal “católico” censura a sus propios periodistas cuando van a aparecer las pobres nanas,  denunciando las irregularidades de sus patrones ricachones; un canal estatal -que es propiedad de todos los chilenos- se convierte en el sumiso canal del presidente de la república y censura o silencia toda crítica al gobernante de turno; un canal privado presenta como pluralista un panel donde están “casi” todas las opiniones políticas, pero obviamente faltan las más críticas y disidentes; en Chile hay más de 60 películas chilenas censuradas y que no han aparecido jamás en público, en Chile; un canal privado transmite un club de la comedia permanentemente censurado, pero nadie censura el club de la comedia que funciona en La Moneda; Hitler se entera que en Chile se censura todos los días películas, obras de arte y libros; un profesor universitario que se autodenomina “socialista” censura a otro profesor universitario, porque le critican a su rector del cual es su fiel lamebotas; las empresas del Estado se niegan a hacer públicos sus contratos con empresas que se benefician y enriquecen con fondos públicos; los medios de comunicación censuran los comentarios críticos a los políticos que les pagan y aceitan auspicios y publicidad para que sigan sobreviviendo …

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s