¿Tiempos adversos para los intelectuales?

En la epoca final del reinado imperial del neoliberalismo en estas décadas iniciales del siglo xxi, los tiempos parecen adversos y poco propicios para los intelectuales.  La búsqueda del conocimiento y sobre todo, la crítica teórica y teórico-práctica ante las injusticias e iniquidades del mundo real, parecen ser despreciadas por una sociedad en la que prevalece la chabacanería alienante, la mediocridad del racismo, del sexismo, del egoismo individualista, y la carrera desenfrenada tras el dinero fácil, el lucro total y el trabajo extenuante.

¿Vivimos acaso una segunda edad media, desencadenada por un capitalismo depredador, un imperio decadente y una cultura postmoderna vulgarizada y brutalizada?  ¿No es acaso la cuestión del rol de los intelectuales y de la teoría en esta prolongada fase de crisis globales, una cuestión profundamente moral e ideológica?

Parece que los intelectuales nunca deben estar de moda, menos ahora, aunque a contrapelo del orden existente, de las verdades definitivas y de las ideas oficialmente reconocidas, crece el número y la diversidad de los pensadores que se plantean la cuestión de la vigencia y la irracionalidad del actual modelo de desarrollo y de sociedad capitalista, donde intelectuales como Holloway, Negri, Callinicos,  Bidet, Wallerstein, Moulian, Hinkelammert, Mattelart, Sader, Qin, Otani, Klein, Bihr,  Ferrer, Artous, Beck, Hardt, Custers, Vergopoulos, Peemans, Sakiyama, Balibar, Zen, Lowy, Menahem, Anderson, Bidet, Dumenil, Furtado o Bourdieu … pueden aparecer como insólitos islotes de reflexión crítica y como tenues faros de interrogación ante la evidente erosión de los fundamentos racionales de la modernidad.

La nueva intelectualidad que emerge  -y se manifiesta en el campo de las ideas y de las ciencias sociales- despliega hoy una critica cada vez más radical a las contradicciones estructurales del orden de cosas existente y surgiendo desde cinco fuentes teóricas que se interconectan y enriquecen mutuamente: el marxismo contemporáneo, el feminismo, la teoría crítica, el humanismo y el ecologismo.

Emir Sader propone en “El nuevo topo”: “el papel de le teoría es descifrar las nuevas expresiones de las contradicciones que articulan los sistemas de explotación, dominación y alienación, para indicar las formas de acumulación de fuerzas y de construcción de una fuerza económica, social, política e ideológica que permita actualizar los procesos de transformación revolucionaria de nuestra realidad...” (Sader, E.: El nuevo topo: los caminos de la izquierda latinoamericana.  Buenos Aires, 2009.  CLACSO.  Ed Siglo XXI), y no está equivocado…

Anuncios

Un pensamiento en “¿Tiempos adversos para los intelectuales?

  1. Pingback: ¿Tiempos adversos para los intelectuales? « CoyunturaPolítica

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s