El malestar de los damnificados

Ahora si que entendemos perfectamente los puntarenenses el malestar de los damnificados: nos referimos a los damnificados del sismo del 27 de febrero, pero también los damnificados por el centralismo que queja a Aysén, a Calama, a Arica y  Magallanes.   Más de cien damnificados por el aluvión del rio de las Minas en Punta Arenas, viven el drama de las familias que quedaron sin vivienda en el preciso momento en que se acerca el invierno.  Es un problema social y humano, económico y del cual tienen que dar cuenta las instituciones, los servicios públicos y el Estado.  Pero nada puede justificar la demora del centralismo y del papeleo burocrático, frente a la urgencia de las necesidades.  Tienen razón los pobladores damnificados de Punta Arenas en organizarse, porque solo la organización consigue, lo que cada poblador rara vez obtiene golpeando puertas y recorriendo oficinas.

Anuncios

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s