Magallanes y Aysén viven los mismos problemas

Nos duele Aysén.

Nos duele Aysén y nos indigna.

Nos duele lo que ocurre en Aysén con su cortejo de violencia policial, incapacidad gubernamental para responder a sus demandas y crear un clima social enrarecido, con decenas de miles de ayseninos que han debido volver a las calles y las rutas, mientras algunos de sus dirigentes y pobladores son acusados ante los tribunales por reclamar lo que el Estado les debe.

A todos los magallánicos nos conmueve el coraje, la decisión y el sentido colectivo de solidaridad, de organización y unidad que han mostrado los ayseninos, en busca de soluciones concretas a sus demandas históricas y enfrentando un lamentable clima de guerra social en su propio territorio, en sus propias ciudades, calles y barrios.

La Asamblea Ciudadana de Magallanes denuncia y rechaza la tentativa de silenciar, minimizar y de desviar la atención de las justas aspiraciones de los ayseninos por parte del Gobierno, bajo el pretexto del uso de la ley de seguridad interior del Estado, engendro de la dictadura. Los pueblos no se doblegan en democracia a golpes de bastonazos ni con bombas lacrimógenas.  La represión y el uso de esta norma rigurosa es el peor y más evidente fracaso político del gobierno actual en Aysén.

Nos impresiona también el silencio casi indolente de muchos parlamentarios de regiones, incluyendo de la región de Magallanes, a quienes emplazamos para que se pronuncien ante el movimiento ciudadano de Aysén y sus reivindicaciones, dejen de decir en Punta Arenas una cosa y hacer otra en Valparaíso, y realicen un paro legislativo que impida la continuación de la actual política represiva sobre los patagones.

En Magallanes además, los integrantes del CORE, los actores políticos y candidatos, deben generar acciones concretas de apoyo y no permanecer en el cómodo recurso de las declaraciones verbales.

La comunidad aysenina ha hecho gran parte del trabajo social de demanda para las regiones extremas de Chile, y quienes dirigen la política tienen que responder ahora poniéndose a la altura de los desafíos de la descentralización y de la regionalización.

Mientras tanto, el desfile de políticos en el centro de Chile, nada resuelve y parece que perdemos de vista lo principal: una ciudadanía empoderada y cada vez más consciente de terminar con  las desigualdades y con el centralismo, y que reclama soluciones concretas y no más represión.  Así por ejemplo, la ex Presidenta Bachelet estando en la ONU Mujer podría dignarse bajar a la realidad chilena y denunciar la agresión y represión policial cotidiana de que son objeto las mujeres pobladoras, trabajadoras y madres de familia en Aysén.

La Asamblea Ciudadana de Magallanes y todas sus organizaciones sociales, compartimos  todas las demandas del movimiento social de Aysén y reclama de las autoridades soluciones concretas, eficaces y participativas en sintonía con la voluntad mayoritaria del pueblo de esa región.

ASAMBLEA CIUDADANA DE MAGALLANES

Punta Arenas – Magallanes, marzo 20 de 2012.

Anuncios

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s