Elogio del optimismo

Ocurre que soy un optimista semi-extraviado en medio de una multitud de pesimistas.

Sucede que los tiempos pueden verse desde dos estaciones del año y de  dos ángulos de la mente: desde el punto de vista del invierno (gris, frío, helado, desagradable) o del verano (cálido, sonriente, soleado, vacacionado).  Pues bien, mientras el común de las ovejas que me rodean ven el invierno con rostro gris, yo me alegro pensando que “este invierno va a terminar y ya se viene la primavera”…

Todos se quejan que la política anda mal, que la economía anda como las pelotas, que el sueldo no alcanza, que el reajuste es miserable, que los políticos valen hongo, que el gobierno no avanza, que los partidos están enteros, que la oposición se opone, que la derecha va para la derecha, que las izquierdas van para la izquierda, que el centro gira en el centro y … por mi parte, en cambio, veo en cada condoro, un nuevo aprendizaje, una nueva experiencia que les enseña -una vez más y por enésima vez- que las ovejas con mala memoria, siempre vuelven a comer del mismo pasto.

Si ocurre que alguien intenta cagarme, perjudicarme, prejuiciarme, ningunearme, traicionarme, sacarme p’al lado o salpicarme, en verdad yo sonrío en silencio, pensando y sabiendo que más temprano que tarde, ese mismo individuo pasará cerca mío y podré mandarlo gentilmente a la misma cresta, en otra de las tantas idas y vueltas, retornos y curvas en redondo que tiene esta breve vida.

Ocurre que el optimismo es el arma de los espíritus siempre jóvenes, de los que tienen clara certeza de su propio valor, de los que hacen respetar su dignidad, de los que saben lo que quieren, de los que continúan después de la derrota, de los que siguen luchando después de perder una batalla, de los que se levantan pronto después de un tropiezo o de un obstáculo.  El optimismo es la herramienta que mueve la perseverancia y que empuja hacia la alegría de vivir.  Con el optimismo podemos darle rienda suelta al humor, a la felicidad tranquila del pasar, a la mirada irónica, capaz de mirar de lejos por un instante, aquello que está sucediendo demasiado cerca.  Desde el punto de vista médico y farmacológico, el optimismo de la vida es el mejor remedio contra las depresiones y los estres que agitan a nuestros semejantes.

El optimismo es la ventana de los jóvenes, por donde pueden salir del desánimo y entrar a la realidad, para poner las utopías en movimiento, para cambiar todo lo que haya que subvertir, para dar vueltas toda la realidad y para construir esos sueños y esas verdades que ocupan su conciencia rebelde.

Para el optimista las victorias duran cinco minutos y las derrotas duran un minuto.  Por eso, el optimismo es el más lúcido de los estados de ánimo, porque permite apreciar la realidad en toda su crudeza y sobreponerse al mal.

Porque solo un optimista sin remedio, puede creer que la situación se mejorará, que los poderosos caerán de su altar, que los desamparados encontrarán amparo y justicia, que la libertad vale más que el miedo, que el mundo puede recuperarse de este mierdal en que nos metieron los ricos y que hay un horizonte mejor y mas digno para tantos millones de indignados que repletan calles, plazas y ciudades.  Por ultimo, si no lo veo yo, lo verá mi hijo, y si no lo vé mi hijo, lo verán mis nietos, y si no lo ven mis nietos, lo verán mis bisnietos…y así sucesivamente…

No me hagan caso … soy un oveja negra optimista en medio de un enorme piño de ovejas pesimistas.

About these ads

3 pensamientos en “Elogio del optimismo

  1. A disfrutar cada estación en sí misma, creo, y no porque ya viene la siguiente.Ahora calorsssh en stgo. a gozar de los aromas veraniegos: porotos granados, sandía, piel tostada -podría pensar en los olores rancios típicos de este tiempo-pero NO…soy una cronopia OPTIMISTA.-Gracias oveja!!!!

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s