Me gustan los estudiantes

“Me gustan los estudiantes”, cantaba la Violeta Parra con su voz ronca y su guitarra enrojecida. 

Cantaba a los jóvenes que son capaces de tomar conciencia y que después de tomar conciencia y tomar su conciencia, se ponen en movimiento.  El jueves 28 de junio nuevamente cientos de miles de estudiantes salieron a las calles, reclamando contra el lucro, rechazando el lucro como medio perverso de apropiarse del dinero, de las esperanzas y de los sueños de tantos miles de estudiantes.  Marcharon contra el lucro decenas de miles de jóvenes, mientras el coro monótono y sumiso de los canales de televisión, se quedaban pegados en las imagenes de saqueos y agresiones de unos pocos. 

Me gustan los estudiantes, pero no tanto, porque me cargan esos jovencitos que se dejan manipular, que obedecen al primer cuentero bien pagado que les hable, que esconden la cabeza para no ver que la realidad se está cayendo a pedazos.

Marcharon nuevamente con la misma rebeldia de siempre, la mayoría de los estudiantes, incluso de las tan lucrativas universidades privadas aunque unos pocos “entreguen la oreja”, se queden en sus casas y se vendan al primer postor.  En las multitudes de estudiantes  en el Chile de hoy hay una enorme cantidad de ovejas negras, rebeldes, y hay unas pocas ovejas blanquitas, condenadas a comer del mismo pasto del lucro que han venido comiendo. 

Me gustan los estudiantes … porque son como ovejas negras, pero sueltas por la vida.

About these ads

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s